jueves, 5 de enero de 2012

Children who chase lost voices from deep below

Título original: Maimai Hoshi o ou kodomo
Título español: Los niños que persiguen una estrella
Director: Makoto Shinkai
Año: 2011
País: Japón
Género: Animación
Duración: 120 minutos
Mi nota: 9.0/ 10



Makoto Shinkai (5 centímetros por segundo) nos presenta su nuevo trabajo que recuerda, y mucho, al cine de los estudios Ghibli. Estamos antes una película visualmente perfecta, con una calidad de animación que no tiene nada que envidiar a los grandes títulos de Miyazaki.

Asuna es una niña solitaria que pasa gran parte de su tiempo en el bosque escuchando una radio que funciona con un cristal que le dio su padre como recuerdo. Esa radio, un día sintoniza una extraña melodía y poco después se encuentra a un misterioso joven que le ayuda cuando se le aparece una extraña criatura.

A partir de ahí da comienzo un viaje a un mundo fantástico de gran belleza, pero donde también deberá hacer frente a innumerables peligros. Pero Asuna no estará sola.

Ciertamente, las similutudes con las películas de Ghibli son obvias. Además de la estética fantástica y el viaje a un mundo "espiritual" (El viaje de Chihiro), está también el mensaje antibelicista y ecologista y se da gran importancia al poder de la amistad.

Sin duda una gran historia acompañada por unos fondos y decorados llenos de detalles. Es imposible no quedar absorbido por las imágenes desde el primer instante. Es una aventura maravillosa repleta de mensajes. Desde luego, la animacion japonesa está a otro nivel. Os la recomiendo. Disfrutad del siguiente video con escenas de la película y el tema principal de su banda sonora de fondo, "Hello, goodbye and hello":



- Lo mejor: visualmente es una joya que seguramente acabará siendo un clásico.
- Lo peor: los nombres de los vigilantes del mundo subterráneo, Quetzal Coatl. No me encaja bien con el resto, como tampoco me convence  la sociedad que busca ese mundo se llame Arch Angel... Se han currado poco.

Puedes encontrarla AQUÍ con la posibilidad de escoger diferentes calidades.

5 comentarios:

Gala dijo...

Hola Roberto! Sigo tu blog desde hace tiempo, me gustan tus reseñas y me sirven de estupenda guía a la hora de escoger películas o doramas.

Especialmente esta película me encantó, hasta se me saltaron las lagrimillas, aunque se me hizo cortísima y me dejó con ganas de saber más del trasfondo. Quizás un anime le habría sentado muy bien a la historia.

En fin, felicitarte, agradecerte y animarte a que sigas posteando a tan buen ritmo :3

Saludos!!

Roberto dijo...

Hola Gala!

Gracias por tus palabras. Comenarios como el tuyo son los que me animan a seguir. ;)

Espero seguir leyéndote de vez en cuando...

Mata ne!

Artemis dijo...

Tiene pinta de ser una pasada. No tardaré en poner aquí mi opinión.
Por cierto, aprovecho para felicitaros a todos el año y además a tí personalmente por la renovación de la página. Excelente!

Roberto dijo...

Igualmente, feliz año...

Pues sí, parece mentira que estas joyitas no sean más conocidas. Yo diría que está al nivel de Ghibli, pero le falta la fama. Todo se andará.

Artemis dijo...

No puedo evitarlo, siempre mido las películas anime por dos criterios: las que me hacen olvidar la calidad del Estudio Guibli y las que no.
En la primera estaría, por ejemplo, Summer Wars (a mi juicio superior a las de Miyazaki en varias ocasiones, y en global a la misma altura, o casi).
Y "Children who chase lost voices from deep below" estaría en la segunda zona. Por que?

La película es una pasada en animación, su calidad es innegable pero la historia y el guión son a mi juicio los puntos débiles. No me ha "atrapado" en ningún momento, y me ha parecido lenta y larga, e incluso falto de interés.

No digo que sea mala, y repito que su calidad es excelente, pero cuando en una de éstas acabo mirando el reloj en varias ocasiones para ver cuánto queda es que algo pasa...

En Arriety por ejemplo su ritmo es lento, y en muchas ocasiones no está pasando nada de interés en el desarrollo de la historia, pero la veo de cabo a rabo con la boca abierta... eso es lo que me pasó con Summer Wars y lo que le pido a una peli de anime de esta calidad.